Prevención del VIH

06.11.2020

En la actualidad, existen más herramientas que nunca para prevenir el VIH. Además de limitar la cantidad de parejas sexuales, no compartir  jeringas y usar condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales, también podría aprovechar los medicamentos más nuevos, como la profilaxis prexposición (PrEP) y la profilaxis posexposición (PEP). 


Uso del condón

Los condones también pueden ayudar a prevenir otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) que se contagian mediante los líquidos corporales, como la gonorrea y la clamidia. Sin embargo, proporcionan menos protección contra las ETS que se propagan a través del contacto con la piel, como el virus del papiloma humano o VPH (verrugas genitales), el herpes genital y la sífilis. 

Aunque use condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones sexuales, todavía existe la posibilidad de que contraiga el VIH. Para algunas personas que están en alto riesgo de contraer o transmitir el VIH, usar métodos adicionales de prevención, como tomar medicamentos para prevenir y tratar el VIH, puede reducir aún más su riesgo 

  • Los condones de látex son los que proporcionan la mejor protección contra el VIH. Para las personas con alergia al látex, los condones de poliuretano (plástico) o poliisopreno (caucho sintético) son buenas opciones; sin embargo, los condones de plástico se rompen más frecuentemente que los de látex. Los condones de membranas naturales (como los de piel de cordero) tienen pequeños agujeritos y, por lo tanto, no bloquean el VIH ni otras ETS.
  • Use lubricantes a base de agua o silicona para reducir las probabilidades de que el condón se rompa o se salga durante la relación sexual. No use lubricantes a base de aceite (como la vaselina, la grasa vegetal, el aceite mineral, los aceites para masajes, las cremas para el cuerpo o el aceite de cocina) con los condones de látex porque pueden debilitarlo y hacer que se rompa. No use lubricantes que contengan nonoxinol-9, ya que causa irritación en el recubrimiento de la vagina y el ano, y aumenta el riesgo de contraer el VIH.
  • Cuando se usan en la vagina, los condones femeninos son comparables con los condones masculinos en cuanto a la prevención del VIH, otras ETS y el embarazo. Algunas personas usan condones femeninos para las relaciones sexuales anales. En la actualidad no sabemos qué tan bien funcionan los condones femeninos para prevenir el VIH y otras ETS cuando son usados por hombres o mujeres en las relaciones sexuales anales. Lo que sí sabemos es que el VIH no puede atravesar la barrera de nitrilo.
  • Es seguro usar cualquier tipo de lubricante con los condones femeninos de nitrilo.